LIGERO TELEVISIVO

Posted on Posted in discografía

La verdad sobre este disco les haríamos más de mil preguntas de todo tipo, desde como fue esa experiencia y su posterior grabación del disco… pero ya hablaremos de eso un día de estos.
El motivo por el cual les escribo es para que me cuenten o me describan con sus palabras sobre el tema “televisivo” grabado en ese disco “proyecto pariwana”.
Queremos saber que detalles de origen tienen de ese tema. En el disco dice “huayño tradicional” y por estos lados (B. Aires) solo se escucha tocado por sikuris de varios bombos aunque en nuestro ultimo viaje a la candelaria de puno perú nos llevamos la grata sorpresa de que lo tocan los sikumorenos también.
Según ellos es un tema antiguo que se pasó de generación en generación, ustedes que punto de vista tienen?

PD: gracias por responder nuestros mails, los leemos en voz alta y compartimos esas ideas cruzadas que se nos ocurren.

Estimado A.,

Entrando en el mérito de “Ligero Televisivo”, primero que nada sería importante saber si dispones del disco original titulado «Trencito de los Andes presenta: PROYECTO PARIWANA» que publicamos en 2003 (Hierofantes Producciones HFCD002) como también del díptico de «OPERA SELVAGGIA» publicado en 2009 (Hierofantes Producciones HFCD011 / HFCD012).

Ojalá los tengas para poder comprender la importancia que la larga historia de esta Sicureada tuvo en nuestro periplo musical.

Al respecto te contaremos que, en 1976, la RAI (Radio Televisione Italiana) decidió transmitir una serie de 6 documentales con cadencia semanal, cada uno de ellos dedicado a la fauna, pueblo y cultura de algún lugar del  mundo.

Las filmaciones de dicha serie, titulada “L’Opéra Sauvage” (en italiano: “L’Opera Selvaggia”) del documentarista francés Fréderic Rossif (1922/1990), empezaron en 1975 y terminaron en 1981 por un total de 22 episodios, dos de ellos dedicados a los Andes…

Aquí va el detalle de la programación de aquel fatal día miércoles 3 de marzo de 1976.

RAI Radiotelevisione Italiana: Programma Nazionale
12.30 Sapere
12.55 “A” come agricoltura
13.30 Telegiornale
14.00 Oggi al Parlamento
17.00 Telegiornale
17.15 Uoki Toki: Le avventure di un capretto curioso
17.45 La tv dei ragazzi
18.45 Sapere
19.15 Cronache italiane
19.30 Cronache del lavoro e dell’economia
19.45 Oggi al parlamento
20.00 Telegiornale
20.40 L’opera selvaggia (documentario)
21.35 Mercoledì sport
22.45 Telegiornale

Nosotros -muchachos de a penas 12/13 años, pero ya ampliamente chiflados por la Música Andina- como de costumbre estábamos cenando frente al viejo televisor en blanco y negro, mirando el único canal disponible y en las pocas horas en que nos era permitido hacerlo cuando, repentina, se abre una imagen en “cinemascope” del lago Titicaca: balseros… bancos de totoras… luz y… MÚSICA!

Era el tema en argumento, interpretado en una original estudiantina puneña.
¿El orgánico instrumental? Mandolinas, violín, acordeones, concertina, zampoñas, guitarras, guitarrón, bombo y tarola.

El sound irrumpió apabullante en una increíble fusión de instrumentos andinos con otros occidentales, aunque muy difíciles de reconocer en ese contexto, pese a que el resultado era tremendamente, maravillosamente Andino.

La melodía solar se elevaba con su inolvidable secuencia de escalas… la armonía era compleja… por cierto, si en algún lugar del universo hubiera existido un “Paraíso de los Andes”, esa música de seguro sería su himno! Además para nosotros representaba todo un inmenso programa de trabajo musical ¿Acaso hubieran alcanzado nuestras pequeñas vidas para llegar a tocar algo así?

A posteriori bien podemos decir que fue como mirar dentro de una máquina del tiempo y ver nuestro propio futuro…con 33 años de antelación.

Raffaele: -¡Feli… corre, trae la grabadora!

… y a los segundos Felice volvió con el aparato, mas, por nuestra suma desgracia, solo alcanzamos a grabar el último minuto de aquella increíble fiesta de sonidos, antes que acabara el programa.

No es inútil recordar aquí que, en aquellos tiempos, no había prácticamente ninguna posibilidad de volver a conseguir esa música, ni tan solo de volver a escucharla…
Sin el auxilio de internet o de youtube, sin mail ni spotify, sin archivos digitales públicos y tampoco ventas virtuales de discos era simplemente impensable.

Además ni siquiera conocíamos el título de la pieza que, encima, posiblemente había sido grabada en vivo y por tanto era inédita.

Errando en semejante estado de postración, la extrema ratio que se nos ocurrió para acceder a la versión integral del tema fue presentarnos al día siguiente en la mismísima puerta de los edificios de la RAI, rogando de rodillas el conserje a que nos dejara entrar…
Nuestro delirante plan fracasó a los pocos minutos cuando un funcionario, coadyuvado por el buen portero, nos invitó cortésmente a regresar en buen orden a nuestra casita.

Metabolizada la cociente desilusión, muy pronto guardamos en un cajón el cassetito con su mágico minuto, puesto que abordar su contenido estaba totalmente fuera de nuestras posibilidades. Sin embargo la semilla había sido sembrada.

Pasaron los años…

En 1980 fugamos de la casa y de Italia para dedicarnos profesionalmente a la Música Andina: Suiza, Alemania, Holanda… luego nuevamente Suiza antes de regresar a nuestro país… donde descubrimos que, en tanto trajín, el cassete se había extraviado para siempre.

De pronto su desaparición volvió la pieza aun más legendaria, un poco como aquellas músicas celestiales que a veces uno sueña durante la noche y que, al despertar, se derriten con la luz de la mañana. Por suerte teníamos la melodía memorizada.

Pasaron más años…

y en 1994 nos embarcamos en la travesía del llamado “Proyecto Pariwana” sobre el cual, por ahora, no nos explayaremos más que para mencionar que, desde un inicio, se nos impuso la urgencia de armar un repertorio propio y original que lo caracterizara.
Un problema que teníamos parcialmente resuelto gracias al estreno de las nuevas composiciones de «C’era una Volta il Sicu…» (cuyas grabaciones habíamos ultimado justo antes de viajar al Perú) y de otras inéditas como “Ligero Pariwana”.

En cuanto a la parte faltante, nos pareció oportuno integrar el todo con una pequeña selección de temas tradicionales, particularmente queridos por nosotros, transpuestos y arreglados al formato Sicuriano… y una vez más, al lado de “Celeste”, “Copacabaneña”, “Paris Paloma” etc… volvió a asomar el tema en argumento y su versión Sicuri que -ahora ya sabes porqué- bautizamos “Ligero Televisivo”.

Pues, quizá por su contagiosa musicalidad, quizá por la lograda versión, quizá por el valor agregado de la historia que acabamos de exponer… o quizá por las tres razones juntas! El tema resultó ser un rotundo éxito. La prueba fue que, ni bien aterrizó al altiplano, el “Ligero Televisivo” se volvió inmediatamente un Logo del estilo.

A este punto Ustedes recibieron su respuesta y nosotros ya podríamos pasar a los saludos… Sin embargo el infinito coqueteo entre nosotros y este huayño no terminó ahí: la mejor parte aun tenía que venir.

Pasaron otros tantos años…

En 2003 nace la primera Partitura Micrónica, en 2006 publicamos «OPUS PRIMUM» y en octubre del mismo año Trencito de los Andes deja paso a Il Laboratorio delle Uova Quadre quien, en un inicio, decide inocentemente inspirar su primera labor discográfica en la historia de sus propios autores… mas, durante el proceso de realización, las enormes (y hasta entonces incógnitas) potencialidades de los nuevos instrumentos teóricos adquiridos y su experimentación, abrieron de par en par las puertas de un nuevo lenguaje musical capaz de trascender los conocidos límites de todas las músicas: género, tiempo cronológico, musicalidad individual o de grupo etc.

Fue entonces cuando contactamos con Massimo Rosada: un viejo amigo de Turín y gran estimador de nuestro trabajo (¡otro chiflado andino de los alpes!) quien tenía algunos pinquillos y moceños útiles para nuestras grabaciones.

Conversando con él a propósito de “Ligero Televisivo” llegamos a recordar ese viejo documental y… ¡Sorpresa! Resultó que aquel mismo miércoles 3 de marzo de 1976 él también se hallaba bien parado frente al televisor de su casa mas, ¡¡¡¡SORPRESÓN!!!!, dos veces más vivo que nosotros, él no solo había grabado T-O-D-O el programa sino que también guardaba celosamente el cassete!

Por fin, después de 33 años, pudimos volver a escuchar aquella música perdida… y quizá la sorpresa más grande fue descubrir como la sensación inicial todavía seguía perfectamente intacta, a pesar del tiempo y de la edad.

El resto es historia: la obra entera terminó llamándose “OPERA SELVAGGIA”, y el segundo disco -titulado “La Aventura del Moceño y del Trencito”- culmina con la ejecución micrónica de esa misma, inédita, versión.

Así, como a menudo ocurre en nuestro trabajo, una vez más nos hallamos frente a una paradoja temporal… donde lo que precede procede desde lo que seguirá.

PD: Con respecto a la historia “local” de la pieza, parece que el tema nació como zampoñada lacustre (misti-sicu) y que, al día de hoy, aún sigue siendo anónimo.
Posteriormente adquiere popularidad bajo varios nombres hasta que lo graba y publica la estudiantina Teodoro Valcárcel con el título de “Sikuri N°3” en su long playing «Puno Querido» (Sono Radio – SE-9479).

Il Laboratorio delle Uova Quadre